Desde muy joven muestra gran fascinación y destreza por el dibujo, ganando su primer premio, organizado por el Museo de Teruel, que le permitirá asistir a la Escuela de Artes y Oficios de la ciudad.

Su primer contacto con las tres dimensiones tuvo lugar en la Escuela de Canteros de Alcañiz, donde se especializa en la talla en piedra. El mundo de los oficios le influirá a la hora de armonizar lo visual y lo manual, conduciéndolo más adelante hacia el mundo de la escultura.

Inicia así una etapa de desarrollo profesional en la que participa en importantes proyectos de restauración en grandes monumentos históricos, siendo referencia a nivel nacional. Pero un viaje a Roma y Florencia cambiaría su rumbo al conocer de primera mano a los grandes artistas del Renacimiento y  el Barroco. Ahí comienza una intensa etapa de investigación y especialización en escultura religiosa, realizando innumerables tallas para iglesias, órdenes religiosas y diversas instituciones.

Posteriormente entrará a formar parte, como escultor, en uno de los proyectos arquitectónicos más importantes del mundo, la Sagrada Familia de Barcelona  ·  Pero su desvelo no cesa y siente la necesidad de generar un lenguaje íntimo que le permita expresar sus sentimientos, emociones y preocupaciones. Comienza a generar proyectos que le llevan a descubrir ciudades como Nueva York, París o Berlín, lugares que condicionan y refuerzan su visión y pasión artística  ·

Su obra ha viajado a ciudades como La Haya, Mónaco, Oslo y Barcelona y está presente en colecciones privadas de París, Utrecht, Madrid,  y el Monasterio de Poblet en Tarragona, donde realizó una de sus exposiciones individuales más sugerentes por el ambiente espiritual de este lugar de culto  · 

Desarrolla una obra intensa y cargada de misterio que gira de un modo constante en torno al hombre, como lugar donde reside la memoria y que sufre la constante transformación vital, profundiza desde una visión ancestral en su existencia y sus conflictos. 

Su naturaleza espiritual, la vida y la muerte.. No se conforma con un un mero desarrollo formal, sino que busca la concienciación social provocando estados de emoción, a través de las formas, que no necesiten de las palabras, pero sí que las generen.

Actualmente, su trabajo sigue inmerso en una continua evolución que plasma en sus esculturas y también en la pintura, en la cual ha encontrado un gran aliado para complementar su trabajo escultórico y que se caracteriza por utilizar los colores primarios, dotando a sus cuadros de gran intensidad. La forma y el color manifiestan así cuerpo y alma, lo tangible y lo etéreo.